Colombia es uno de los países con mayor riqueza hídrica en el mundo, pero el agua en sí, más allá de cualquier frontera nacional, ha sido declarada patrimonio de la humanidad y es una de las claves de la vida en nuestro planeta. Por ello en Medellín hicieron el Museo del Agua, un espacio para resaltar la importancia de este recurso natural. 

Se trata de un museo interactivo y educativo que plantea un recorrido desde el mismísimo Big Bang, pasando por la conformación de la Tierra y el surgimiento de las primeras especies, hasta la forma en que los humanos vienen relacionándose con el agua, incluyendo algunas medidas para su cuidado. 

Este destino es poco conocido en la ciudad, incluso entre sus residentes. Al visitarlo me llevé una grata sorpresa pues me pareció que está al nivel de otros lugares como el Planetario y por eso lo incluí en mi Top 5 de museos. 

Si buscas un plan didáctico para tu familia, especialmente si tienes niños, el Museo del Agua es una opción divertida y económica que, además, está cerca a varios sitios icónicos de Medellín. Aquí te cuento todo lo que necesitas saber antes de ir.  

Ubicación 

El Museo del Agua se encuentra al centro de la ciudad en el Parque de los Pies Descalzos, entre el Edificio Inteligente y Plaza Mayor. Su dirección exacta es: carrera 57 N° 42 – 139. 

Cerca de él también quedan Parques del Río, el Teatro Metropolitano, el centro administrativo de la Alpujarra y el Parque de las Luces, por lo que se trata de un destino interesante si vas a conocer la zona de la Candelaria. 

¿Cómo llegar?

Puedes transportarte hasta allí en Metro, Metroplús, taxi, apps de movilidad y vehículo particular. Si coges Metro, la estación de la Línea A más próxima es Alpujarra. A partir de ahí debes caminar cerca de 3 cuadras (15 min) para llegar al Parque de los Pies Descalzos. 

El sector de la Alpujarra tiene un aspecto bastante industrial lleno de talleres y comercios. Al bajarte del Metro desplázate media manzana en sentido norte hasta que llegues a la Av. San Juan, que es bastante concurrida durante el día. Luego sigue por San Juan hacia el occidente. 

A tu paso descubrirás algunos de los sitios icónicos que te mencioné antes, como el edificio de la Antigua Estación del Ferrocarril de Antioquia y el centro administrativo La Alpujarra, con su monumento a la raza diseñado por el escultor Rodrigo Arenas Betancourt. 

Finalmente, tras pasar la gran glorieta en el cruce de San Juan con la Av. del Ferrocarril, verás el Parque de los Pies Descalzos, caracterizado por sus fuentes de agua y grandes arenales. Adentro encontrarás la sede del museo. 

En Metroplús la estación más cercana es Plaza Mayor, que te deja justo al frente del centro de convenciones con el mismo nombre. Detrás de este se encuentra el Parque de los Pies Descalzos. 

Si tienes vehículo particular puedes parquear allá mismo, pues el lugar cuenta con celdas de estacionamiento al aire libre que son vigiladas por el personal de seguridad. No sé bien si estas conllevan algún costo, ya que cuando fui el parqueadero me salió gratis.           

¿Qué hacer en el Museo del Agua? 

Al comparar mi experiencia con la de otras personas en internet me percaté de que el museo ha cambiado varias veces su modalidad de recorrido, especialmente a causa de las medidas especiales que se debían tomar por la pandemia del Covid-19.

Voy a darte mis recomendaciones de acuerdo a lo que hay allí desde comienzos de 2023. Para empezar, en el Museo del Agua EPM se ofrecen recorridos guiados con una duración aproximada de 1 hora y media a través de 9 salas interactivas que te desctibo a continuación:

  • Evolución del planeta Tierra: esta sala muestra el surgimiento de la vida gracias al agua, introduciendo al público en un viaje que comienza con el Big Bang y pasa por las diferentes etapas de la Prehistoria. 
  • Agua recurso vital: aquí se explican la composición química del agua, sus diferentes estados y fenómenos como el efecto Coriolis. También hay una zona infantil en la que se puede jugar con burbujas. 
  • Ecosistemas, unidades de vida: un pequeño paseo por los diversos ecosistemas que hay en Colombia, donde se puede sentir el clima de cada piso térmico.  
  • Culturas forjadas por el agua: el recurso hídrico jugó un papel fundamental en la consolidación de las primeras civilizaciones. Aquí conocerás de primera mano las técnicas usadas por nuestros ancestros para aprovechar este elemento. 
  • Abastecimiento de agua y generación de energía: al entrar en la sala, que parece sacada de una película de superhéroes, descubrirás los procesos que lleva a cabo EPM para abastecer a la ciudad de agua y electricidad. 
  • Transformación del ambiente: instalación artística que concientiza sobre la contaminación generada por la humanidad en su entorno. 
  • Derechos y distribución del recurso hídrico: un espacio dedicado a la conversación entre los visitantes del museo para compartir los aprendizajes del recorrido. 
  • Futuro del planeta azul: para terminar descubrirás tu huella hídrica y saldrás con varios tips de ahorro y cuidado del agua en la vida cotidiana. 
  • Sala de arte. 

Antes de entrar deberás desinfectante las manos y pasar por un escáner de rayos x. Los recorridos tienen un cupo limitado de 16 personas y se realizan cada media hora dependiendo del aforo. La experiencia está pensada sobre todo para público infantil hispanoparlante.  

Aunque hay algunos elementos inclusivos como cartillas en inglés que se pueden pedir en la entrada y material en braille que acompaña varias exhibiciones. Gran parte de la información se entrega por medio de audios, o sea que no es indispensable leer. 

Al salir, puedes relajarte un rato en el Parque de los Pies Descalzos e incluso comer algo en la zona de restaurantes junto al museo. Pero si tienes energía de sobra, te recomiendo caminar un poco más hasta Parques del Río, un lugar perfecto para pasar la tarde.

Historia del Museo del Agua 

Hablar del museo requiere primero saber qué es EPM (Empresas Públicas de Medellín). Se trata de la empresa prestadora de servicios públicos más grande de Colombia, fundada en la década de 1950 para proveer energía, aguas y telefonía a la ciudad. 

EPM es responsable de los mayores desarrollos hidroeléctricos del país, entre los cuales se encuentra la hidroeléctrica del Peñol-Guatapé, proyecto que dio origen al embalse, uno de los atractivos turísticos más llamativos de esos dos municipios. 

Asimismo, a través de la Fundación EPM, la entidad ha contribuido a enriquecer nuestro panorama cultural con obras como la Biblioteca EPM, las UVAS, el Parque de los Deseos y el Museo del Agua, que fue inaugurado como Museo Interactivo EPM en el 2000. 

Para llegar a su forma actual ha tenido varias transformaciones. Primero solo se dedicaba a acercar a la comunidad al tema de los servicios públicos. Después de su renovación entre 2005 y 2006 se enfocó también en el cuidado del medioambiente. 

Y, por último, en 2012 se reestructuró toda la experiencia para que girara alrededor de nuestro preciado recurso hídrico, con lo cual su nombre pasó a ser Museo del Agua.   

Precios y Tarifas

El ingreso es gratis para:

  • Personas que vivan en estratos 1, 2 y 3 presentando la factura de servicios públicos de EPM (entran máximo 3 personas por factura). 
  • Instituciones educativas de estratos 1, 2 y 3. 
  • Docentes que presenten carné o una carta de su institución educativa. 
  • Niños menores de 5 y adultos mayores de 60 años. 
  • Personas en situación de discapacidad.  

Para el resto de público la entrada cuesta $6.000 (1.22 usd) por persona. 

Horarios 

No se abre el primer día hábil de la semana. 

Martes a viernes, de 8:30 a.m. – 5:30 p.m. con cierre de taquilla a las 4:00 p.m. 

Sábados, domingos y festivos, de 9:30 a.m. – 5:30 p.m. con cierre de taquilla a las 4:00 p.m. 

Consulta más detalles de la programación en su página web.